jueves, 1 de noviembre de 2012

!!! LA LEGIONELLA EN PARQUES Y CAMPOS DE FÚTBOL DE HIERBA ARTIFICIAL (PARTE I) !!!


La legionella es una bacteria de las denominadas Gram negativa con forma de bacilo. De las 48 especies del genero legionella y de sus 78 serotipos aproximadamente, el que nos interesa y el más importante es la especie Legionella pneumophila, que produce la Enfermedad del Legionario o Legionelosis y en su menor medida la Fiebre de Pontiac. La Legionella pneumophila se encuentra de forma natural en ambientes acuáticos donde la franja de temperatura se sitúa entre 30ºC a 45ºC. En este medio su concentración por litro de agua suele ser menor de 115 ( 115 bacterias/litro de solución), no representando ningún riesgo para la salud humana. Su reproducción se realiza en el interior de amebas*, donde sus concentración puede aumentar de forma alarmante y convertirse en una amenaza al poder colonizar elementos susceptibles de entrar en contacto con la población humana.

Legionella pneumophila al microscopio.

*Ameba:Es un protistas unicelular. Es un protozoo caracterizado por su forma cambiante, puesto que carece de pared celular, y por su movimiento ameboide a base de pseudópodos, que también usa para capturar alimentos a través del proceso llama fagocitosis. Las especies de este género viven libres en agua o tierra. La ameba se encuentra típicamente en vegetación en descomposición.

Ameba vista al microscopio.

El peligro de la Legionella pneumophila radica en la colonización de elementos de la red de distribución de agua potable, sistemas de refrigeración como pueden ser humidificadores, torres de refrigeración, grandes edificios, hoteles, hospitales  y lagos, fuentes ornamentales y sistemas de riego, donde se dan las condiciones optimas de humedad, temperatura y nutrientes. No olvidemos que la fuente principal de reproducción de la legionella son las amebas.

Los factores que favorecen la aparición de la Legionella pneumophila son:

Temperatura.- Se multiplica entre los 20ºC y 45ºC(siendo la temperatura optima entre 35-37ºC), a partir de los 50ºC no se multiplican, por debajo de 20ºC quedan en estado latente y se destruyen a 70ºC.
            pH del medio entre 5 y 8,5
            Concentraciones de Oxigeno entre 0.2 y 0.16 mg/L disolución
            Biocapas con presencia de diferentes microorganismos.
            Presencia de materia orgánica
            Incrustaciones, corrosiones y suciedad en general.
            Estancamiento de agua.

La legionelosis se transmite única y exclusivamente por vía respiratoria, mediante inhalación de un aerosol contaminado por la bacteria. Los aerosoles son una mezcla heterogénea de partículas solidas o liquidas suspendidas en un gas. El término aerosol se refiere tanto a las partículas como al gas en el que las partículas están suspendidas. El tamaño de las partículas puede ser desde 0,002 µm  a más de 100 µm, esto es, desde unas pocas moléculas hasta el tamaño en el que dichas partículas no pueden permanecer suspendidas en el gas al menos durante unas horas.

El caso que nos ocupa es de obligado conocimiento para todos aquellos que desarrollan su actividad en Jardinería. Haré dos distinciones:

1.    Parques y Jardines.
2.    Campos de futbol de hierba artificial.

En los Parques y Jardines, tenemos que tener especial precaución con las fuentes ornamentales, los lagos con aireadores o sistemas ornamentales de agua y los emisores de riego, fundamentalmente los difusores y aspersores.

En los campos de Futbol de hierba artificial, el principal problema es el Depósito de agua para el riego. Este deposito suele tener una capacidad de entre 20.000 a 30.000 litros, donde la captación de agua es de la red de distribución y donde por la propia funcionabilidad del Deposito, existe agua estancada en periodos donde no se realizan riegos, existiendo materia orgánica dentro del deposito proveniente de las cascaras de pipas que entran en el deposito por el mal diseño de la instalación. No se puede recoger agua de riego, de lluvia o de lo que sea, pasarlo por un filtro de tamiz  en una arqueta y llevarlo a un deposito para que la bomba a los dos años de funcionamiento se estropee por el sílice del arrastre y además se cree una biocapa productora de…nada bueno. Prohibido los sistemas de recogida de agua al Deposito en los diseños de riego de Campos de Futbol. Por tanto, es imprescindible tener un minucioso control y un buen mantenimiento preventivo del Deposito y de los cañones de riego para evitar problemas.

Los emisores de riego, difusores, aspersores, turbinas y cañones de riego de largo alcance, crean aerosoles por su propio funcionamiento que podemos inhalar. Importante tener estos elementos mantenidos.

La prevención y el control de la enfermedad viene legislada por :

R.D. 865/2003, de 4 de Julio, donde se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y el control de la legionelosis.

Nuevas guías técnicas de Marzo del 2007, donde se establecen los protocolos de acción y su afección en instalaciones.

Vamos a empezar con las Fuentes Ornamentales y a seguir con los Sistemas de Riego

FUENTES ORNAMENTALES en PARQUES Y JARDINES
Dentro de los núcleos urbanos es frecuente encontrar fuentes ornamentales en las cuales el agua se pulveriza con efectos estéticos.
Estas instalaciones están contempladas en el Real Decreto 865/2003, de 4 de julio por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención de la legionelosis y concretamente están catalogadas como una instalación de "menor probabilidad de proliferación y dispersión de Legionella".
Las fuentes ornamentales de uso mixto, que se emplean como torres de refrigeración, estarán sujetas a los requisitos de estos últimos equipos.
En las fuentes ornamentales el agua se impulsa a través de una bomba al exterior produciendo diversos efectos estéticos. En algunos casos el agua puede también fluir por gravedad. En el agua acumulada se dan las condiciones necesarias para la existencia de vida vegetal o animal.
El circuito como tal, puede ser un circuito sin recirculación donde todo el volumen de agua fluye constantemente, o bien un circuito donde el agua circula continuamente y existe un aporte periódico que compensa las pérdidas.

Este último caso es el más frecuente y dentro de él se pueden contemplar dos tipos de instalación:

-Circuito con bomba sumergible.
-Circuito con recirculación a través de bomba externa.

Los criterios básicos de actuación tendrán en cuenta que el agua del circuito posea una calidad bacteriológica adecuada y, que se realice un mantenimiento de la instalación que incluya la limpieza y, si es preciso, la desinfección de las partes más susceptibles de contaminación.
En la fase de diseño deben considerarse siempre los siguientes conceptos:
a)Evitar en lo posible situar las fuentes ornamentales debajo de zonas donde exista abundante vegetación que pueda provocar la entrada de hojas e impurezas en el circuito o en zonas de fuertes vientos que puedan modificar la disposición de los chorros de agua.

b)En depósitos o balsas artificiales asegurar la existencia de un sistema de drenaje que permita el vaciado completo de la fuente. Se intentará reducir la profundidad para facilitar su limpieza.

c) Las bombas de impulsión/recirculación deben disponer de un prefiltro para la retención de partículas de gran tamaño, hojas, etc.

d)Los materiales constitutivos del circuito hidráulico resistirán la acción agresiva del agua y del cloro u otros desinfectantes, con el fin de evitar los fenómenos de corrosión. Se intentará evitar los materiales que favorecen el desarrollo de bacterias y hongos.
En las instalaciones con bomba sumergida se debe evaluar la necesidad de instalar un sistema de desinfección físico, físico-químico o químico autorizado en el aporte de agua o en la balsa, que sea compatible con las características del circuito (presencia de peces, etc.).
En las instalaciones con circuito de recirculación se debe disponer de un sistema que permita garantizar la calidad microbiológica del agua y que, generalmente, constará de un sistema de filtración adecuado a las características del circuito y sistema de desinfección físico, físico-químico o químico autorizado.
La instalación de un sistema de filtración permite eliminar las partículas en suspensión reduciendo el sustrato de nutrientes de las bacterias, no obstante, exige un mantenimiento regular.
Generalmente se dimensiona la bomba de recirculación y el filtro para garantizar un tiempo de recirculación máximo de 4 horas, es decir, deben ser adecuados para un caudal equivalente al volumen total de agua del circuito dividido entre 4.
Los equipos de tratamiento del agua, si existen, serán fácilmente accesibles para su mantenimiento y control. Se dispondrá de un sistema de control del nivel que permita el aporte periódico de agua así como de un rebosadero para absorber el agua procedente de la lluvia.
Durante la fase de montaje se evitará la entrada de materiales extraños. En cualquier caso el circuito de agua deberá someterse a una limpieza y desinfección previa a su puesta en marcha.
Hay que prevenir la formación de zonas con estancamiento de agua que pueden favorecer el desarrollo de la bacteria.
Evitar prolongados períodos de paro ya que favorecen el estancamiento del agua y la proliferación de microorganismos. Si esto se produce es conveniente vaciar la instalación cuando se halle parada durante un periodo de tiempo prolongado, teniendo en cuenta la peligrosidad de la instalación (ver apartado 5. Evaluación del riesgo) y las condiciones ambientales. En cualquier caso, la instalación se vaciará siempre que la parada sea superior a un mes. Así mismo, es importante renovar periódicamente el agua y siempre que sea posible instalar un temporizador que ponga en funcionamiento diariamente la instalación.
En la revisión de una instalación se comprobará su correcto funcionamiento y su buen estado de conservación y limpieza.
La inspección de la forma de pulverización así como de la altura y alcance de los chorros de agua indicará si el sistema funciona correctamente y si existen obstrucciones en las boquillas o en los filtros.
La revisión general de funcionamiento de la instalación, incluyendo todos los elementos, así como los sistemas utilizados para el tratamiento de agua, se realizará con la siguiente periodicidad.
                                   Tabla 1. Periodicidad de las revisiones  
Elemento de la instalación
Periodicidad
Fuente: Debe comprobarse que no presenta suciedad general, algas, lodos, corrosión, o incrustaciones. El agua debe estar clara y limpia.
TRIMESTRAL
Boquillas: Debe comprobarse mediante inspección visual exterior que no presentan suciedad general, corrosión, o incrustaciones. La pulverización debe ser homogénea.
SEMESTRAL
Bombas de impulsión: Debe comprobarse su correcto funcionamiento,   así como que no presentan pérdidas ni se observan procesos de corrosión en ellas.
SEMESTRAL
Filtros de agua: Revisar que se encuentran correctamente instalados y en buenas condiciones higiénicas.
Pre-filtro bomba
MENSUAL
Filtro recirculación
SEMESTRAL
Equipos de desinfección del agua: Comprobar su correcto funcionamiento.
MENSUAL

Se revisará el estado de conservación y limpieza general, con el fin de detectar la presencia de sedimentos, incrustaciones, productos de la corrosión, lodos, algas y cualquier otra circunstancia que altere o pueda alterar el buen funcionamiento de la instalación. Si se detecta algún componente deteriorado se procederá a su reparación o sustitución. Se revisará la calidad microbiológica del agua determinando los siguientes parámetros que se especifican en la tabla 2.

Tabla 2. Parámetros de control de la calidad del agua

Parámetro
Método de análisis
Periodicidad
Recuento total de aerobios*
Según norma ISO 6222. Calidad del agua. Enumeración de microorganismos cultivables.
Recuento de colonias por siembra en medio de cultivo de agar nutritivo análisis.
La norma ISO 6222 especifica dos niveles de temperatura (22 y 36°C). A efectos de fuentes ornamentales será suficiente el análisis a la temperatura más cercana al rango de trabajo de la instalación.
SEMESTRAL
Legionella sp
Según Norma ISO 11731 Parte 1. Calidad del agua. Detección y enumeración de Legionella.
MINIMO ANUAL
(Especificar periodicidad según apartado 5. Evaluación del Riesgo). En instalaciones especialmente sensibles tales como hospitales, residencias de ancianos, balnearios, etc. la periodicidad mínima recomendada es semestral.
Aproximadamente 15 días después de la realización de cualquier tipo de limpieza y desinfección.
(*) Se determinará en el agua de la fuente.


Se incluirán, si fueran necesarios, otros parámetros que se consideren útiles en la determinación de la calidad del agua o de la efectividad del programa de tratamiento del agua.
Todas las determinaciones deben ser llevadas a cabo por personal experto y con sistemas e instrumentos sujetos a control de calidad, con calibraciones adecuadas y con conocimiento exacto para su manejo y alcance de medida.
En cada ensayo se indicará el límite de detección o cuantificación del método utilizado.
Los ensayos de laboratorio se realizarán en laboratorios acreditados o que tengan implantados un sistema de control de calidad. En cada ensayo se indicará el límite de detección o cuantificación del método utilizado.
El punto de toma de muestra en la instalación es un elemento clave para asegurar la representatividad de la muestra, en la tabla se incluyen algunas pautas a tener en consideración para cada uno de los parámetros considerados:
Tabla 3. Toma de muestras

Parámetro
Protocolo de toma de muestras
Recuento total de aerobios
Las muestras deberán recogerse en envases estériles, a los que se añadirá el neutralizante adecuado al posible biocida utilizado.
Se tomará aproximadamente 1 litro de agua de la fuente en un punto alejado del aporte y de la adición de reactivos.
Legionella sp
Las muestras deberán recogerse en envases estériles, a los que se añadirá un neutralizante adecuado al biocida utilizado.
El volumen total de muestra recogida deberá ser al menos de 1 litro. Recoger posibles restos de suciedad e incrustaciones de las paredes de la fuente mediante una torunda estéril que se añadirá al mismo envase de recogida. El punto de la toma de muestras estará alejado de la entrada de agua así como de cualquier adición de reactivos.
Normas de transporte:
Para las muestras ambientales (agua), tal y como especifica el punto 2.2.62.1.5 del Acuerdo Europeo de Transporte Internacional de Mercancías Peligrosas por Carretera (ADR), las materias que no es probable causen enfermedades en seres humanos o animales no están sujetos a estas disposiciones. Si bien es cierto que Legionellapneumophila puede causar patología en el ser humano por inhalación de aerosoles, es prácticamente imposible que estos se produzcan durante el transporte. No obstante, los recipientes serán los adecuados para evitar su rotura y serán estancos, deberán estar contenidos en un paquete externo que los proteja de agresiones externas.
Para todos los parámetros, las muestras deberán llegar al laboratorio lo antes posible, manteniéndose a temperatura ambiente y evitando temperaturas extremas. Se tendrán en cuenta las especificaciones de la Norma UNE-EN-ISO 5667-3 "Guía para la conservación y la manipulación de muestras".

Hay que tener en cuenta que estas recomendaciones son generales y que el punto de toma de muestras dependerá en muchos casos del diseño, de las características de la instalación y otros factores que se determinarán en función de la evaluación del riesgo, por lo que este aspecto deberá tenerse en cuenta a la hora de realizar dicha evaluación.

Limpieza y desinfección
Durante la realización de los tratamientos de desinfección se han de extremar las precauciones para evitar que se produzcan situaciones de riesgo entre el personal que realice los tratamientos como todos aquellos ocupantes de las instalaciones a tratar.
En general para los trabajadores se cumplirán las disposiciones de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y su normativa de desarrollo. El personal deberá haber realizado los cursos autorizados para la realización de operaciones de mantenimiento higiénico-sanitario para la prevención y control de la legionelosis, Orden SCO 317/2003 de 7 de febrero.
Se pueden distinguir tres tipos de actuaciones en la instalación:
  Limpieza y programa de mantenimiento
  Limpieza y desinfección de choque
  Limpieza y desinfección en caso de brote

 Limpieza y programa de mantenimiento
La limpieza y el programa de mantenimiento tienen como objeto garantizar la calidad microbiológica del agua durante el funcionamiento normal de la instalación.
Se corresponderá con los programas de tratamiento especificados en el artículo 8.2 Real Decreto 865/2003 para las instalaciones de menor probabilidad de proliferación y dispersión de Legionella.
Limpieza y desinfección de choque
Una desinfección no será efectiva si no va acompañada de una limpieza exhaustiva. Las fuentes ornamentales se limpiaran como mínimo con periodicidad semestral, cuando se ponga en marcha la instalación por primera vez, tras una parada superior a un mes, tras una reparación o modificación estructural, cuando una revisión general así lo aconseje y cuando así lo determine la autoridad sanitaria.
El protocolo general de limpieza y desinfección de choque de las fuentes ornamentales será el siguiente:
a)En depósitos o balsas artificiales vaciar, limpiar a fondo la balsa de la fuente, reparar las partes dañadas, aclarar y llenar con agua limpia.

b)Si procede, se realizara una desinfección del depósito o balsa clorando con 20-30 mg/l de cloro residual libre a un pH 7-8 (u otro biocida autorizado de acuerdo con las especificaciones del fabricante) manteniendo estas condiciones durante 3 ó 2 horas respectivamente; neutralizar y vaciar. Se entiende que la bomba de recirculación deberá estar funcionando para que la solución desinfectante pase por todos los puntos del sistema (bombas de recirculación, conducciones, etc), evitando al máximo la generación de aerosoles.

c) Se realizará una desinfección de todas las partes desmontables, sumergiéndolas en una solución que contenga una concentración de 20 mg/l de cloro residual libre (u otro biocida autorizado de acuerdo con las especificaciones del fabricante) durante 30 minutos. Aclarar con agua fría. Los elementos difíciles de desmontar o sumergir se cubrirán con un paño limpio impregnado en la misma solución durante el mismo tiempo.
La limpieza de los filtros se realizará periódicamente, de acuerdo con sus características técnicas y requerimientos. Se recomienda como mínimo una limpieza mensual. Los equipos de filtración con lavado automático, por manómetro de presión diferencial o programación temporizada, no precisan intervención manual para su limpieza.

Limpieza y desinfección en caso de brote
Se utilizará cloro como desinfectante; el procedimiento será el siguiente:
 a) Circuito con bomba sumergible
Clorar con 15 mg/l de cloro residual libre a un pH de 7-8, y mantener durante 4 horas (alternativamente se podrán utilizar cantidades de 20 ó 30 mg/l de cloro residual libre, durante 3 ó 2 horas, respectivamente). Comprobar el nivel de cloro cada 15 minutos.
Añadir si es necesario biodispersante y anticorrosivo compatible con el cloro. Neutralizar el cloro y vaciar.
En depósitos o balsas artificiales vaciar y limpiar a fondo la balsa de la fuente, reparar las partes dañadas, aclarar y llenar con agua limpia.
Todas las partes desmontables se limpiaran a fondo y se sumergirán en una solución que contenga 20 mg/l de cloro residual libre durante 30 minutos. Aclarar posteriormente con agua fría. Los elementos difíciles de desmontar o sumergir se cubrirán con un paño limpio impregnado en la misma solución durante el mismo tiempo.

b) Circuito con recirculación a través de bomba externa
Clorar con 15 mg/l de cloro residual libre a un pH de 7-8, y mantener durante 4 horas con las bombas de recirculación en funcionamiento evitando siempre la generación de aerosoles, bien desmontando las boquillas, disminuyendo el flujo de agua o por cualquier otro mecanismo adecuado, (alternativamente se podrán utilizar cantidades de 20 ó 30 mg/l de cloro residual libre, durante 3 ó 2 horas, respectivamente). Comprobar el nivel de cloro cada 15 minutos.
Añadir si es necesario biodispersante y anticorrosivo compatible con el cloro. Neutralizar el cloro.
Vaciar y limpiar a fondo los depósitos y la balsa de la fuente, reparar las partes dañadas, aclarar y llenar con agua limpia.
Todas las partes desmontables se limpiaran a fondo y se sumergirán en una solución que contenga 20 mg/l de cloro residual libre durante 30 minutos. Aclarar posteriormente con agua fría. Los elementos difíciles de desmontar o sumergir se cubrirán con un paño limpio impregnado en la misma solución durante el mismo tiempo.
 En la tabla 4 se relacionan los distintos parámetros a medir con su valor de referencia y las acciones correctoras que pueden adoptarse en caso de desviación de los mismos.
                        Tabla 4.Acciones correctoras en función del parametro.
Parámetro
Nivel
Acciones correctoras
Legionella sp
>100 < 1000 Ufc/L.
Se revisará el programa de mantenimiento, a fin de establecer acciones correctoras adecuadas.

> 1000 < 10000 Ufc/L.
Se revisará el programa de mantenimiento, a fin de establecer acciones correctoras que disminuyan el recuento de Legionella.
Limpieza y desinfección de choque, apartado 4.3.4.2.
Confirmar el recuento aproximadamente a los 15 días y repetir el proceso hasta conseguir niveles < 1000 Ufc/L.

> 10000 Ufc/L.
Parar el funcionamiento de la instalación, vaciar el sistema en su caso.
Limpieza y desinfección en caso de brote, apartado 4.3.4.3.
Confirmar el recuento aproximadamente a los 15 días y repetir el proceso hasta conseguir niveles < 1000 Ufc/L.
Aerobios totales
> 100000 Ufc/ml.
Se revisará el programa de mantenimiento (especialmente limpieza
y desinfección) a fin de establecer acciones correctoras que
disminuyan la concentración de aerobios totales.
Realizar una limpieza y desinfección de choque, apartado 4.3.4.2.
Confirmar el recuento una vez completadas las acciones
correctoras.
En circuitos abiertos y en circuitos con bomba sumergida, no es posible generalmente realizar una desinfección en continuo del agua impulsada. Si los controles analíticos detectan una contaminación microbiológica importante, es aconsejable aumentar la frecuencia de vaciado y limpieza de la instalación.
En los circuitos con recirculación no deben acumularse lodos ni fangos. Si es necesario, aumentar la frecuencia de lavados del filtro y el caudal de renovación de agua.
En los circuitos con recirculación es posible encontrar igualmente presencia de algas. Añadir en estos casos un alguicida compatible con las características del circuito, con la frecuencia y dosis recomendadas por el fabricante.

Se dispondrá en éstas instalaciones de un Registro de Mantenimiento donde se deberá indicar:
-Esquema del funcionamiento hidráulico de la instalación.
-Operaciones de revisión, limpieza, desinfección y mantenimiento realizadas incluyendo las     inspecciones de las diferentes partes del sistema.
-Análisis realizados y resultados obtenidos.
-Certificados de limpieza y desinfección.
-Resultado de la evaluación del riesgo.

El contenido del registro y de los certificados del tratamiento efectuado deberá ajustarse al Real Decreto 835/2003. No obstante en este capítulo se recoge un modelo de registro de mantenimiento.

El riesgo asociado a cada instalación concreta es variable y depende de múltiples factores específicos relacionados con la ubicación, tipo de uso, estado, etc.
La evaluación del riesgo de la instalación se realizará como mínimo una vez al año, cuando se ponga en marcha la instalación por primera vez, tras una reparación o modificación estructural, cuando una revisión general así lo aconseje y cuando así lo determine la autoridad sanitaria.
La evaluación del riesgo de la instalación debe ser realizada por personal técnico debidamente cualificado y con experiencia, preferiblemente con titulación universitaria de grado medio o superior y habiendo superado el curso homologado tal como se establece en la Orden SCO/317/2003 de 7 de febrero por el que se regula el procedimiento para la homologación de los cursos de formación del personal que realiza las operaciones de mantenimiento higiénico-sanitaria de las instalaciones objeto del Real Decreto 865/2003.
Las tablas 5, 6 y 7 permiten determinar los factores de riesgo asociados a cada instalación: factores estructurales, asociados a las características propias de la instalación; factores de mantenimiento, asociados al tratamiento y al mantenimiento que se realiza en la instalación; y factores de operación, asociados al funcionamiento de la instalación.
En cada tabla se indican los criterios para establecer un factor de riesgo "BAJO", "MEDIO" o "ALTO" así como posibles acciones correctoras a considerar.
La valoración global de todos estos factores se determina con el "Índice global" que figura a continuación de la tabla 8. Este Índice se calcula para cada grupo de factores (estructural, mantenimiento y operación) a partir de las tablas anteriores y se establece un valor global ponderado.
El Índice global permite la visión conjunta de todos los factores y facilita la decisión sobre la necesidad y la eficacia de implementar acciones correctoras adicionales en función de las características propias y específicas de cada instalación.
Este algoritmo es un indicador del riesgo, que en cualquier caso siempre debe utilizarse como una guía que permite minimizar la subjetividad del evaluador pero que no sustituye el análisis personalizado de cada situación concreta.
Independientemente de los resultados de la evaluación de riesgo, los requisitos legales de cualquier índole (Real Decreto 865/2003 u otros que le afecten) relativos a estas instalaciones, deben cumplirse.
La evaluación del riesgo incluirá la identificación de los puntos idóneos para la toma de muestras. Asimismo, se valorará la necesidad de tomar muestras del agua de aporte.
Tabla 5. Evaluación del riesgo estructural de la instalación

FACTORES DE
RIESGO ESTRUCTURAL
BAJO
MEDIO
ALTO
FACTOR
FACTOR
ACCIONES A CONSIDERAR
FACTOR
ACCIONES A CONSIDERAR
Procedencia del agua
Red de
distribución
pública.
Captación
propia tratada.
Controlar con la
frecuencia indicada en el
apartado 4.3.2
Revisión el
correcto funcionamiento
de los equipos de tratamiento.
Captación
propia no tratada.
Controlar con la frecuencia indicada la contaminación microbiológica y en caso necesario introducir equipos de tratamiento (al menos filtración y desinfección).
Materiales
•    Composición
•    Rugosidad
•    Corrosividad
Materiales metálicos y plásticos que resistan la acción agresiva del agua y biocidas.
Hormigón.
Materiales metálicos y plásticos no
resistentes a las condiciones del
agua de la instalación o a la acción de los
biocidas.
Sustitución de
materiales o recubrimiento con materiales
adecuados. Adición de
inhibidores de corrosión.
Cuero.
Madera. Celulosa.
Otros
materiales que favorezcan el
desarrollo de bacterias.
Sustitución de
materiales.
En caso
necesario
introducir
equipos de
tratamiento.
Tipo de aerosolización
Nivel bajo de aerosolización.
Nivel
importante de aerosolización
con gotas
grandes que
caen por gravedad.
Sustituir el
sistema de aerosolización.
Nivel muy
importante de aerosolización
con gotas
finas que son transportadas
por el aire.
Sustituir el sistema de aerosolización.
Punto de emisión de aerosoles
Instalación totalmente aislada de elementos a proteger o zonas de tránsito de personas.
Existen
elementos a proteger pero se hallan suficientemente alejados del punto de emisión.
Instalar algún
tipo de barrera de separación.
Próximo a
elementos a proteger (zonas de tránsito de personas,
tomas de aire exterior, ventanas, etc.).
Incrementar la distancia.
Instalar algún tipo de barrera de separación.
Condiciones atmosféricas
•           Vientos
• Humedad relativa
• Temperaturas ambientales
El efecto de las
condiciones atmosféricas no es
significativo.
Los vientos
dominantes dirigen el aerosol a zonas
de baja o media densidad de
población.
Cuando sea
aplicable en el
diseño y/o
renovación de la
fuente se tendrán en cuenta las condiciones atmosféricas.
Existencia de
vientos dominantes que dirijan el
aerosol a zonas de alta
densidad de población o elementos a
proteger.
Cuando sea aplicable en el diseño y/o renovación de la fuente se tendrán en cuenta las condiciones atmosféricas.


Tabla 8. Índice global

Estructural
Bajo
Medio
Alto
Procedencia del agua
0
9
18
Materiales
0
4
8
Tipo de aerosolización
0
13
26
Punto de emisión de aerosoles
0
10
20
Condiciones atmosféricas
0
5
10
Ubicación de la instalación
0
9
18
TOTAL: índice Estructural (IE)
50
100

Mantenimiento
Bajo
Medio
Alto
Parámetros fisico-químicos - Nivel de biocida
0
9
18
Contaminación microbiológica
0
12
24
Estado higiénico de la instalación
0
12
24
Estado mecánico de la instalación
0
8
16
Estado del sistema de tratamiento y desinfección
0
9
18
TOTAL: índice Mantenimiento (IM)
50
100

Operación
Bajo
Medio
Alto
Temperatura media del agua de aporte
0
7

Temperatura media del agua en el sistema
0
13
26
Frecuencia de renovación
0
25
50
Sistema de filtración
0
5

TOTAL: índice Operación (IO)
50
100

Teniendo en consideración los diferentes pesos de cada uno de los índices de riesgo, el valor medio se pondera de acuerdo a la siguiente fórmula:

ÍNDICE GLOBAL = 0,3*IE + 0,6*IM + 0,1*IO


ÍNDICE GLOBAL < 60
Cumplir los requisitos del Real Decreto 865/2003 así como los especificados en el apartado 4.3 Fase de vida útil: Mantenimiento de la instalación.

ÍNDICE GLOBAL > 60 < 80
Se llevaran a cabo las acciones correctoras necesarias para disminuir el índice por debajo de 60. Aumentar la frecuencia de revisión de la instalación: Revisión trimestral Un ejemplo de posibles acciones se recoge en las tablas 5, 6 y 7.

ÍNDICE GLOBAL > 80
Se tomaran medidas correctoras de forma inmediata que incluirán, en caso de ser necesario, la parada de la instalación hasta conseguir rebajar el índice.
Aumentar la frecuencia de limpieza y desinfección de la instalación a periodicidad trimestral hasta rebajar el índice por debajo de 60. Un ejemplo de posibles acciones se recoge en las tablas 5, 6 y 7.
El mantenimiento y la limpieza es una parte esencial para la prevención de la legionelosis en toda instalación. Por este motivo el índice de mantenimiento considerado por separado debe ser siempre < 50.

Ejemplo de evaluación del riesgo de una instalación.



Consideremos una instalación con las características que se describen las tablas 9,10 y 11.

FACTORES DE RIESGO ESTRUCTURAL
SITUACIÓN ACTUAL
FACTOR
Procedencia del agua
Se trata de una captación propia no tratada.
ALTO
Materiales
Los materiales resisten la acción agresiva del agua y biocidas y no favorecen el desarrollo de bacterias.
BAJO
Tipo de aerosolización
El nivel de aerosolización es muy importante con gotas finas que son transportadas por el aire.
ALTO
Punto de emisión de aerosoles
La instalación está próxima a elementos a proteger.
ALTO
Condiciones atmosféricas
El efecto de las condiciones atmosféricas no es significativo.
BAJO
Ubicación de la instalación
La instalación se halla en una zona urbana de baja o media densidad de población.
MEDIO

                              Tabla 10. Ejemplo de evaluación del riesgo de mantenimiento

FACTORES DE RIESGO MANTENIMIENTO
SITUACIÓN ACTUAL
FACTOR
Parámetros fisico-quírnicos - Nivel de biocida
Se adiciona un biocida en la fuente. Su concentración se controla con una periodicidad mensual.
MEDIO
Contaminación microbiológica
En los controles analíticos aparece: - Legionella > 10000 Ufc/L.
ALTO
Estado higiénico de la instalación
La instalación presenta áreas de biocapa y suciedad visible generalizada.
ALTO
Estado mecánico de la instalación
Algunos elementos de la instalación presentan corrosión.
MEDIO
Estado del sistema de tratamiento y desinfección
La instalación dispone de un sistema de tratamiento y desinfección adecuado pero no funciona correctamente.
MEDIO


Tabla 11. Ejemplo de evaluación del riesgo operacional
FACTORES DE RIESGO OPERACIÓN
SITUACIÓN ACTUAL
FACTOR
Temperatura media del agua de aporte
18° C
BAJO
Temperatura media del agua en el sistema
31° C
ALTO
Frecuencia de renovación
No existe renovación significativa del volumen del agua.
ALTO
Sistema de filtración
No existe
ALTO

A partir de estos factores se calcularía el Índice global tal y como se muestra en las tablas 12, 13 y 14, aplicando a cada factor el valor asignado a su nivel de riesgo.
Tabla 12. Índice estructural

Estructural
FACTOR
VALOR
Procedencia del agua
ALTO
1S
Materiales
BAJO
s
Tipo de aerosolización
ALTO
26
Punto de emisión de aerosoles
ALTO

Condiciones atmosféricas
BAJO
s
Ubicación de la instalación
MEDIO
9
TOTAL: Índice Estructural (IE)
73


            Tabla 13. Índice de mantenimiento
Mantenimiento
FACTOR
VALOR
Parámetros fisico-químicos - Nivel de biocida
MEDIO
9
Contaminación microbiológica
ALTO
24
Estado higiénico de la instalación
ALTO
24
Estado mecánico de la instalación
MEDIO
S
Estado del sistema de tratamiento y desinfección
MEDIO
9
TOTAL: Índice Mantenimiento (IM)
74


Tabla 14. Índice opFraciona I

Operación
FACTOR
VALOR
Temperatura media del agua de aporte
BAJO
0
Temperatura media del agua en el sistema
ALTO



0
Frecuencia de renovación
ALTO
50
Sistema d e filtcación
ALTO
10
TOTAL: Índice Operación (IO)

86
Aplicando los factores de ponderación a cada índice se obtiene el siguiente resultado:
ÍNDICE GLOBAL = 0,3*73,0 + 0,6*74,0 + 0,1*86,0= 74,9

A la vista de este valor se deben considerar acciones correctoras para disminuir el Índice por debajo de 60. Asimismo, tal como se expuso anteriormente el Índice de mantenimiento considerado por separado debe ser siempre < 50. En este caso el Índice es 74,0 por lo que seria necesario actuar en este apartado. Las accio­nes correctoras deberían estar encaminadas a reducir preferentemente el número de factores "ALTO" así como a potenciar el mantenimiento de la instalación y podrían ser, por ejemplo, las siguientes:
Corrigiendo estos factores obtenemos los resultados que se muestran en las tablas 15, 16 y 17. Hay que te­ner en cuenta que a veces no es posible actuar contra todos los factores.
Tabla 15. Factor de riesgo estructural con acción correctora

FACTORES DE RIESGO ESTRUCTURAL
SITUACIÓN ACTUAL
ACCIÓN CORRECTORA
FACTOR (con acción correctora)
Procedencia del agua
Se trata de una captación propia no tratada.
Se realiza una desinfección del agua de aporte.
MEDIO

Tabla 16. Factor de riesgo de mantenimiento con acción correctora

FACTORES DE RIESGO
MANTENIMIENTO
SITUACIÓN ACTUAL
ACCIÓN CORRECTORA
FACTOR (con acción correctora)
Contaminación microbiológica
En los controles analíticos aparece:
- Legionella sp > 10000 Ufc/L.
Como consecuencia del resto de acciones correctoras este valor disminuye < 1000 Ufc/L.
BAJO
Estado higiénico de la instalación
La instalación presenta capas de biocapa y suciedad visible generalizada.
Se realiza una limpieza y desinfección preventiva de la instalación y se aumenta la frecuencia de limpieza.
BAJO
Estado mecánico de la instalación
Algunos elementos de la instalación presentan corrosión.
Se sustituyen los elementos con corrosión.
BAJO
Estado del sistema de tratamiento y desinfección
La instalación dispone de un sistema de tratamiento y desinfección adecuado pero no funciona correctamente.
Se revisan y reparan los elementos que no funcionan correctamente.
BAJO

Tabla 17. Factor de riesgo operacional con acción correctora

FACTORES DE RIESGO OPERACIÓN
SITUACIÓN ACTUAL
ACCIÓN CORRECTORA
FACTOR (con acción correctora)
Temperatura media del agua en el sistema
31 °C.
Se aumenta la frecuencia de renovación del agua de aporte. La temperatura baja a 25 °C
MEDIO
Frecuencia de renovación
No existe renovación significativa del volumen del agua.
Se aumenta la frecuencia de renovación. Todo el volumen se renueva en 3 semanas.
MEDIO


Una vez realizadas las correcciones el Índice global queda tal y como se muestra en las tablas 18, 19 y 20.
Tabla 18. Índice de riesgo estructural corregido

Estructural
FACTOR
VALOR
Anterior
Con acciones correctoras
Anterior
Con acciones correctoras
Procedencia del agua
ALTO
MEDIO
1S
9
Materiales
BAJO
BAJO
S
0
Tipo de aerosolización
ALTO
ALTO
26
26
Punto de emisión de aerosoles
ALTO
ALTO
2S
20
Condiciones atmosféricas
BAJO
BAJO
S
0
Ubicación de la instalación
MEDIO
MEDIO
9
9
TOTAL: Índice Estructural (IE)

13
64
Tabla 19. índice de riesgo de mantenimiento corregido

Mantenimiento
FACTOR
VALOR
Anterior
Con acciones correctoras
Anterior
Con acciones correctoras
Parámetros fisico-químicos - Nivel de biocida
MEDIO
MEDIO
9
9
Contaminación microbiológica
ALTO
BAJO
24
S
Estado higiénico de la instalación
ALTO
BAJO
24
S
Estado mecánico de la instalación
MEDIO
BAJO
S
S
Estado del sistema de tratamiento y desinfección
MEDIO
BAJO
9
S
TOTAL: índice Mantenimiento (IM)
14
9
Tabla 20. índice de riesgo operacional corregido

OperaCn




Anterior
Con aCCi0nes C0rreCt0ras
Anterior
C0n aCCi0nes C0rreCt0ras
Temperatura media del agua de aporte
BAJO
BAJO
S
S
Temperatura media del agua en el sistema
ALTO
MEDIO

13
Freíueníia de renovaín
ALTO
MEDIO
5S
25
Sistema de filtraín
ALTO
ALTO
1S
1S
TOTAL: ÍndiCe OperaCión (IO)
S6
4S

ÍNDICE GLOBAL = 0,3*64,0 + 0,6*9,0 + 0,1*48,0__________________ 29,4

Con la aplicación pues de las medidas correctoras indicadas se ha conseguido reducir el Índice global por de­bajo del valor 60 hasta un valor de 29,4, y el Índice de mantenimiento por debajo de 50.
Aunque la disminución del índice estructural no ha sido tan drástica (73 a 64), controlando los factores de ope­ración y mantenimiento se reduce el índice global de forma considerable.

En resumen en esta primera parte:

LIMPIEZA RIGUROSA DE LOS DÉPOSITOS DE AGUA EN CAMPOS DE FÚTBOL DE HIERBA ARTIFICIAL. LIMPIEZA DE LOS ESTANQUES Y FUENTES EN LOS PARQUES QUE TENGAN UN SISTEMA DE CHORROS QUE PULVERICEN AGUA .Y SOBRE TODO, UN BUEN MANTENIMIENTO CON CRITERIO Y PROFESIONALIDAD.



Fuente:
Wikipedia.
Ministerio de Sanidad y Consumo.
www.legionella.org
Elaboración y adaptación propia.
Google images.

















2 comentarios:

  1. Impresionante articulo sobre la legionella. Solo veo que falta información sobre las empresas de tratamiento de legionella en España.
    Una comparativa estaría genial para las empresas que necesitamos tratamientos de prevención de la legionella
    Muchas gracias y enhorabuena por la información

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti por leer nuestro Blog. Hemos estado atareados con otros proyectos pero en Septiembre 2016 retomaremos el Blog para seguir hablando de Jardinería.

      Eliminar