domingo, 13 de mayo de 2012

!!! EL PO YA QUÉ...!!!

En primer lugar,antes de empezar quiero agradecer a mi padre todos los consejos y recomendaciones que me ha dado a la hora de ejecutar mis Obras. Como dice su buen amigo Miguel Ángel Duran, un maestro de cuadreletes y fibra, y yo diría más, un gran profesional de los que merece mucho la pena aprender...gracias papa.

Bueno, vamos a los empezar con lo que nos reune, el tema de hoy, el Poyaque. El poyaque ha sido mi objetivo a la hora de producir beneficio en la ejecución de obras, aparte de ser un verdadero reto, en su consecución, es un orgasmo profesional de los buenos. ¿De que habla?,os estaréis preguntando...el poyaque es la contracción sintáctica de "Pues ya que estas...ejecutando esta obra...podríamos hacer...". Esta frase significa el 10% de los excesos en obra, legal y admitido, en mediciones, materiales,etc...que siempre se tienen que buscar y se tiene que plantear como objetivo todo Jefe de Obra que se precie. El buen Jefe de Obra, tiene siempre que ser capaz de conseguir el 10% en poyaques. El poyaque es diferente a los precios contradictorios, porque no es tan formal,no tiene tanto papeleo, es ágil y además te hace "amigo" de tu cliente, lo que significa un criterio no objetivo a la hora de acometer futuros proyectos por parte de la empresa en la que trabajeis. Me explico, ante un concurso, si el Director del Proyecto, en este caso puede ser la administración, si tiene buena relación con la Empresa que ha trabajado en anteriores proyectos, con nosotros, como Jefes de Obra, a la hora de decidir, aunque no quiera, siempre estaremos presentes en su decisión. Para mí el poyaque ha sido fundamental en mis obras, ha salvado los resultados del Departamento y me ha hecho ser de los mejores en mi profesión.Además, antes lo vivía desde un lado, desde el lado del contratista, y ahora, lo padezco desde el otro lado, como propiedad.

El Sistema poyaque lo he documentado a lo largo de 5 años, este preciado conocimiento, fuente de beneficios, sobre todos personales, lo comparto con todos vosotros, para que todo aquel que quiera probarlo, sienta lo mismo que yo sentía...

MANUAL PARA JEFES DE OBRA.

Cuando nos adjudican una obra, lo primero que tenemos que hacer es ajustar los precios que ya tenemos, que hemos pedido a nuestros proveedores, y adaptarlos a nuestra obra. Labor de oficina. Con una visión global, los primeros pasos que se dan, son administrativos, firma del acta de replanteo, plan de seguridad y salud, planning de ejecución y presentación de factores productivo/humanos...nosotros como contratista y la Dirección de obra.
A partir de este punto, quince días, empezamos a meter maquinas, labores preparatorias, caseta de obra y la primera reunión. En la primera reunión, se formaliza el libro de ordenes, nosotros comentamos algún punto del proyecto que dudamos,etc...Y siempre en este momento se fija el día de la Visita de Obra. Este punto es muy importante, clave para el Poyaque. Jamás la reunión de obra la fijaremos un Lunes, siempre los Martes o los Miércoles, y muy de vez en cuando, durante la ejecución de obra, la pasaremos puntualmente al Viernes. ¿ Porqué?. Muy sencillo, el Lunes es día de fútbol, de lectura del Marca, de retomar la semana, de comentar el fin de semana. Para nuestra obra, el preparar tajo para desarrollar, o de rematar tajo pendiente de la semana anterior para tenerlo listo ( hay que trabajar con visión global), para la visita de obra. Un punto importante, una obra con mucho material acopiado durante tiempo, significa lentitud en la ejecución, falta de medios humanos para su desarrollo, falta de decisión a la hora de ejecutar partidas. Mucha maquinaría, poco material, falta de previsión en la ejecución, maquinas paradas y por tanto falta de decisión al ejecutar partidas. Una obra tiene que tener todos los medios justos, mucho movimiento y todo el mundo ocupado.
Tres visitas de Obra, aprox, con relleno del libro de ordenes y aquí, en este punto es donde tenemos que empezar a preparar el poyaque...Al finalizar la reunión,
¿ Porque no nos tomanos un café?...muy bien, vamos.
Aquí empieza...en estos primeros cafés, nos empezamos a conocer todos, empezamos a tener confianza,ojo, confianza no significa no tener respeto o pasarnos...tenemos que saber perfectamente cual es nuestro lugar y no sobrepasarlo.
A la quinta reunión, ya no se rellena el Libro de ordenes, y las reuniones pasan a ser una justificación para cambiar opiniones e ideas sobre la obra y su desarrollo. En este punto llevamos aproximadamente un tercio de la ejecución, y empezamos a tener holguras en la obra. Tenemos que pasar este punto rápido, porque siempre se aprecia una disminución del ritmo, sobre todo en cambios a tajos largos, de gran volumen de ejecución y precio. Este punto se tiene que salvar muy rápido o perderemos el trabajo del poyaque que tan bien llevamos.

El día...Tomando un café después de la visita de obra:

- Juan Pedro, le he estado dando vueltas y podríamos....
Este es el inicio del poyaque, lo tenemos que tener preparado,pensado,es impresionante lo que se siente en ese momento, ansiedad, placer, felicidad, de todo,...se me empieza a acelerar (poco,porque ya estamos entrenados) el corazón...silencio por nuestra parte, mirando a los ojos, asintiendo con la cabeza, viendo caer euros como en las maquinas registradoras antiguas...
-...podríamos hacer un camino que vaya hacia aquella zona y ajardinar de césped con arbustos y bancos, para que la gente pueda atravesar el parque y no este desangelado...

me quedo como pensativo, haciendome el interesante...y apostillo

- Buena idea, lo llevo viendo desde hace un par de días y !joder! ( sin perder el respeto), es una ida cojonuda porque así uniríamos las dos partes y además podríamos hacer una zona de juegos infantiles a la derecha con una fuente y bastantes bancos, con arboles para que den sombra...
- Prepáramelo y le vamos dando forma..
- Sin problema, me pongo con ello y para la semana que viene lo tienes, te echo un número...la obra va muy justa y estoy empezando a perder, los días que llovió y estuve parado, el replanteo que modificamos, ya sabes, todas estas cosas...
-No te preocupes, lo hablamos y como tenemos un % de exceso de medición, lo justificamos...
-Ok.

Cuando me quedo solo,sé que mi obra ya no va a perder ( lo que no significa que vaya a ganar, !!ojo!!), y me voy a preparar mi poyaque...Acabais de contribuir a aumentar el beneficio de la empresa que os paga vuestro sueldo, justificación personal, al final todos sabemos que somos prescindibles, repito, todos.

Ejecutamos la obra con sus poyaques, siempre con la calidad exigida, la máxima, con un coste calculado, el mínimo, y siempre teniendo una visión profesional de nuestro trabajo. El poyaque no significa nada más que mejorar la obra que estamos ejecutando, con un coste pequeño y un beneficio esperado.

Los buenos poyaques en la ejecución de obras son los que marcan la diferencia entre los malos Jefes de Obra, los del esque, de los mejores, como nosotros.






No hay comentarios:

Publicar un comentario